Si todavía no estás convencido/a de que elegir los productos de Smart-Tec es la decisión más inteligente, te recordamos algunas de las razones para escogernos:

  • Smart-Tec tiene la satisfación de elaborar los productos de nutrición deportiva con las fórmulas legales más potentes disponibles en el mercado.
  • Los productos Smart-Tec tienen deliciosos sabores, con lo cual consumirlos es siempre un placer al paladar.
  • Todas las fórmulas de los productos Smart-Tec cumplen con las normativas europeas en la materia, y la calidad es continuamente auditada a través de estrictos protocolos de control.
  • Los productos Smart-Tec tienen una amplia base de consumidores, muchos de ellos atletas profesionales y élite amateurs, desde que en 2005 se lanzasen al mercado.
  • Los productos Smart-Tec están permanentemente auditados por la firma independiente HFL Sport Science* http://www.lgc.co.uk con el fin de asegurar que los mismos cumplen la normativa de la Agencia Mundial Anti-Doping y son seguros para los atletas de competición.
  • Las fórmulas de los productos Smart-Tec contienen las dosis adecuadas de ingredientes efectivos. No hay ingredientes ocultos ni fórmulas secretas.
  • Smart-Tec no utiliza publicidad artificiosa, e invierte esos recursos en innovación, control de calidad y en mantener unos precios de producto muy competitivos.
  • En resumen, en Smart-Tec estamos tremendamente orgullosos de los productos de nutrición deportiva que ofrecemos a nuestros consumidores, y nos esmeramos en proporcionar las fórmulas más efectivas y saludables, a las dosis adecuadas y con los precios más competitivos.

* HFL Sport Science es la primera auditora en Reino Unido en el control de productos de suplementación deportiva conforme a la norma standard ISO17025. Prestan servicio a la industria decomplementos nutricionales y nutrición deportiva en sus procesos, así como en los procedimientos de control de calidad, con el fin de asegurar a los consumidores que los productos cumplen los máximos requisitos de calidad y que están libres de contaminación por sustancias prohibidas. Todo ello en el marco regulatorio establecido por la Agencia Mundial Anti-Doping.